Menu
Transmisión desde el Pirulí (Torrespaña) videoclip de MAYOR TOM

Transmisión desde el Pirulí (Torrespaña) videoclip de MAYOR TOM

 

Pues ha costado lo suyo, pero aquí esta. Mi nuevo videoclip como MAYOR TOM. Todo empezó como siempre, @catwsfotografo (mi hermano de vida) y yo comiendo en un bar de Urgel hablando de cómo cojones íbamos a grabar un videoclip de 4 minutos, subidos a 220 metros de altura sobre Madrid en el Pirulí (Torrespaña), si solo podíamos estar 20 minutos arriba de la gran antena, debido a los altos niveles de radiación. Ya nos habían advertido de lo peligroso que es estar ahí arriba y nos reíamos, hasta que en la primera visita para localizar, las cámaras comenzaron a dejar de funcionar por las ondas de radio que afectaban a las tarjetas compactflash. Los móviles no funcionaban tampoco, otro handycap añadido que nos mantenía incomunicados con las cámaras situadas en tierra y edificios colindantes que serían capitaneadas por @visualvictor. No había posibilidad de sincro y era grabar a ciegas y con señas. Os puedo asegurar que @visualvictor parecía una manchita desde esa altura, no se cómo pudo entender las señas de @catwsfotógrafo. El drone se volvía loco cada vez que se acercaba a menos de 100 metros del pirulí y Ivan Puñal perdía el control remoto durante varios segundos. Hay que tener en cuenta que la M30 pasa justo por debajo y la posibilidad de que cayese sobre algún vehículo era bastante alta . A pesar de ello grabó, en esa primera visita de reconocimiento, unas espectaculares imágenes nunca antes vistas de Madrid y el Pirulí.

MAYOR TOM 2

En la siguiente visita alquilamos un helicóptero bimotor (son los que tienen autorización para sobrevolar ciudad) que despegó de Cuatro Vientos con una cámara a bordo y que tenía que estar sincronizado porque solo podía volar media hora creo.
Todo esto sumado a que solo teníamos 20 minutos para grabar el videoclip…

El día de la grabación me preparé como si de un viaje espacial se tratase. Desayuné fuerte y me dí una ducha de agua fría (Junio). Pasamos todos los controles de Torrespaña como si de un “Mick Jagger” se tratase, y me armé con un Snorricam saliendo de mi pecho a lo Alien y con el objetivo de subir a la octava planta del pirulí. No podía fallar nada. Esta vez fuimos con tarjetas SD que parecían mas estables con las ondas de radio.

En el Pirulí los trabajadores se sorprendían de que quisiéramos subir ahí arriba a exponernos a las ondas de radio para grabar un videoclip. “Nunca nadie ha subido aquí a grabar, desde 1982 año en que se construyó” decía el responsable.
Joder de eso se trataba: ¡Hay un sitio en Madrid en el que nadie ha grabado un videoclip!
El ascensor subía muy despacio. Primero entramos a la zona de oficinas, creo que era la tercera planta, que es la parte que tiene ventanas. Allí firmamos los papeles de autorización.
Volvimos al ascensor y pedí permiso para pulsar el número 8. Seguía subiendo. Abrimos la puerta y lo que mas nos sorprendió a @catwsfotografo y a mi, es que era un espacio muy pequeño, debido a que según gana altura el pirulí es mas estrecho.
La chica de seguridad me indicó que tenía que ponerme un arnés para poder salir fuera porque el viento es muy peligroso y llega a los 100 km/h y hay ráfagas que han llegado a hacer volar a gente de mantenimiento.
Conseguí convencerla de que si me ataba, no podría dar vueltas y entonces el video no servía, además hacía un día espectacular y no había apenas viento (en tierra, claro).
Luego me arrepentiría…
La condición era no acercarme a la barandilla.
Ahí salí, por una puerta gigante de plomo, con el snorricam en el pecho y el iPhone como playback el cual casi no escuchaba, un milagro que parezca que canto en el video.

MAYOR TOM 3

Lo primero que hice fue ir a la barandilla, y zas, golpe de viento y al suelo. Ya no me volví a asomar tenía razón la chica.

Os puedo asegurar que a esa altura y al no ser un edificio y resultar un espacio tan reducido es como estar en la punta de un iceberg gigante del que te puedes caer en cualquier momento y el viento es digno de mi querida Galicia. El mundo parece insignificante, los coches son hormigas y las casas de juguete.

MAYOR TOM 1

Me temblaban las piernas pero le di al play y comencé a cantar y a dar vueltas. Había millones de cables, antenas, hierros, pantallas, de todo. Si os fijáis en el video hay una vez que me golpeo en la cabeza con una barra de hierro.
También una de las veces se puede observar el helicóptero bimotor justo detrás mía como podéis ver en esta foto. ¡¡Que sincronización!!

MAYOR TOM 5

Estuvimos exactamente 35 minutos en las alturas de Madrid y tocaba bajar a grabar los planos terrestres del despegue.
¿Habría aterrizado a salvo el helicóptero? ¿Las cámaras de tierra grabarían algo? ¿Y la gopro con la ondas de radio?
Pues sorprendentemente, un videoclip abocado al fracaso salió que ni pintado.
Todo se grabó y todo salió bien en Torrespaña.
Nos dirigimos ese mismo día al centro “Madrid Deep Space Communications Complex (MDSCC)” en Robledo de Chavela que pertenece a NASA.
Teníamos el permiso escrito de NASA de Houston para realizar la grabación siempre y cuando no saliesen los logos de la conocida agencia espacial Estadounidense e hiciésemos caso al personal del complejo. Esta vez no podíamos usar Drone ya que desde ese lugar hacen el seguimiento de la ISS (International Space Station) y podíamos liarla parda, además de cargarnos a unos cuantos astronautas que estaban siendo monitorizados desde Tierra en esos momentos.

Como curiosidad comentar que la estación espacial de Robledo de Chavela, hizo de repetidor para la mision Apollo 11 y fue la que recibió las palabras de Neil Armstrong desde la Luna y las transmitió a todo el planeta el 21 de julio de 1969.

MAYOR TOM 4

Como guiño a este hecho, Bernardo Moll y servidor, incluímos unos frames del despegue de esa misión, durante el proceso de etalonaje del video, con permiso del director de montaje, que se pueden ver al final del videoclip.
Allí en la NASA, acabamos deshidratados por el sol. Encima no llevábamos agua. Es lo que tiene ser tu propio jefe de producción…

Resumiendo todo lo anterior, hicimos el videoclip a 10 manos, contando con las del piloto del helicóptero. ¿No esta mal verdad?

Como bien dice mi amigo @frangasvideo, que se ha currado este pedazo de montaje, “hoy la gente no se complica con los videoclips y se gasta cuatro duros”, aunque hay excepciones, claro.
Aquí me despido, desde el Control de Tierra, sabiendo que no he podido complicarme mas la vida para rodar un videoclip y no se ni lo que me he gastado, prefiero no calcularlo, pero tampoco ha sido mucho aunque no lo parezca.

Ya estoy pensando en volver al futuro y rodar otro videoclip. O tal vez volver al pasado y vivir de nuevo esta alucinante experiencia.

MAYOR TOM y @catwsfotografo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

four × two =